top of page
Buscar

El imperativo estratégico de la transformación digital.

¿Qué significa la transformación digital?

Simplemente dicho, la transformación digital consiste en aplicar tecnologías digitales para transformar la cultura de una organización en una dirección que le permita transformar continuamente la experiencia de sus clientes finales de tal forma que esté siempre preparada para enfrentar las condiciones continuamente cambiantes del ambiente de negocios y de las exigencias del mercado.

El componente central del concepto consiste en dejar atrás los modelos tradicionales de operación del negocio para colocar al cliente en el centro del pensar y del actuar de la organización.

La riqueza de la adopción de las tecnologías digitales para transformar al negocio radica en el hecho de que, conforme la tecnología se hace más flexible en su facilidad de adopción (por ejemplo a través de ofertas “en la nube”) y al mismo tiempo se hace más inteligente (al adoptarse algoritmos y modelos “predictivos”), esto permite a las organizaciones liberarse para pensar libremente en cómo transformar la manera en que hacen negocios y atienden a sus clientes.

Otra ventaja de la adopción de tecnologías digitales, consiste en que hoy en día el campo de juego se ha nivelado en ese sentido y el tamaño de la organización es menos importante que la creatividad y la capacidad de innovar en los modelos de negocio, ya no es necesario realizar enormes inversiones en equipo de cómputo para estar a la par de los grandes jugadores en una industria. En otras palabras: “Para ganar en el ambiente de negocio del futuro no es necesario ser el más grande, es necesario ser el más ágil”.

Lo que sí es necesario es pensar inteligentemente en la forma en que se va a invertir para adoptar esas tecnologías en formas que siempre tengan un impacto directo en la optimización, transformación o, aún más importante innovación de la forma en que la organización aprovecha las tendencias del mercado.

Esto es esencial, es muy importante aclarar que, desde nuestro punto de vista en 10x, tranformación digital NO consiste en introducir “sistemas de cómputo” tradicionales a la organización, incluso podríamos decir que organizaciones que hoy no cuentan con una organización tradicional de “informática” podrían estar en ventaja respecto de aquellas que ya han hecho grandes inversiones en equipo y aplicativos que simplemente existen para permitirles mantener el “staus quo” de sus procesos tradicionales.

Lo que hemos encontrado en nuestra experiencia con organizaciones de diversos tamaños es que las que son más exitosas en la adopción de tecnología primero han pensado en cómo ese componente tecnológico contribuye en una forma significativa a transformar, mejorándola, la forma en que cuidan de su cliente.

El imperativo estratégico de la transformación digital

Una de las primeras preguntas que nos hacen los directivos de una organización que se encuentra enfrascada en un proceso de adopción de nuestra metodología de aceleración del negocio, llamada 3MM, y de la cual hablaremos en entregas subsecuentes es: ¿Porqué debo pensar en transformar un modo de operar que me ha resultado a lo largo de 5, 10 o 20 años?.

La respuesta es dura, pero simple, porque, con las bajas barreras que existen hoy para adoptar tecnologías digitales, puedes estar seguro que, en este momento hay alguien que está pensando en cómo transformar tu industria y que lo puede lograr con muy bajos requerimientos de capital. En otras palabras, por que si no lo haces tú, alguien más lo va a hacer por ti, y lo más probable es que esa persona va a aprovechar el uso de tecnologías digitales para hacerlo.

¿Qué puedo hacer entonces para defenderme de semejante amenaza estratégica que puede venir prácticamente de cualquier parte?

La única respuesta posible es, innovar, innovar no en cualquier dirección, se trata de innovar con el mercado y el cliente final siempre en mente.

Ahora bien, resulta muy fácil usar términos como “innovación”, “ideación”, “inyectar creatividad al negocio”, pero cualquiera que lo haya intentado sin un enfoque metódico, medible y estructurado sabe que, cuando hay éxito en iniciativas de innovación, casi siempre se trata más bien de casualidades afortunadas que del producto de un esfuerzo de transformación en la cultura de la organización.

Sin embargo, actualmente podemos afirmar que es posible aumentar las posibilidades de transformar la cultura y flexibilizar a la organización a través de una combinación de, adopción de tecnología combinada con prácticas que se pueden enseñar a la organización para aprender a entender como poner al cliente siempre al centro del pensamiento y, a través de ello, transformar al negocio exitosamente.

En próximas entregas de este boletín, abordaremos con más profundidad temas como, cuáles son los ejes principales de la transformación digital, cuáles son los principales obstáculos para lograrla y cuáles son algunos de los métodos para inyectar a la organización una forma de pensar creativa y dinámica que le permita aprovechar las ventajas evitando los obstáculos y transformando positivamente la experiencia del cliente y los resultados del negocio.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page